Eficiencia energética, calefacción centralizada, climatización INTELIGENTE

La energía es un recurso natural limitado cuya generación en forma de calor tiene unos costos cada vez más elevados y unos impactos ambientales de cierta envergadura, por lo que avanzar en su uso responsable contribuye al bienestar de todos.

La presente guía tiene como objetivo servir de apoyo práctico a los desarrolladores de proyectos inmobiliarios, a las comunidades de propietarios y a los responsables de los servicios energéticos en edificios para realizar un uso más eficiente y económico de las instalaciones centralizadas de calefacción y agua caliente sanitaria

El imparable aumento de los precios de la energía (electricidad, gas, etc.), la necesidad de reducir los gastos en calefacción, la necesidad de reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera, la concienciación de la sociedad sobre el buen uso de la energía y el pedido de los usuarios de disfrutar de altas condiciones de confort en su vivienda, han obligando a la tecnología a desarrollar nuevos conceptos, equipos y sistemas de calefacción, de climatización y de agua caliente sanitaria (ACS).



ELEMENTOS QUE INTEGRAN UNA INSTALACION CENTRALIZADA MODERNA

  • Generación de calor: Una o varias calderas de muy alta eficiencia, situadas en un local exclusivo (sala de calderas) conectadas a los colectores desde los que se atienden los diferentes servicios (circuitos de calefacción y primario de ACS).
  • Producción de ACS: Uno o varios termos industriales, o intercambiadores de calor y depósitos, también situados en la sala de calderas. La instalación de energía solar, que habitualmente actúa como apoyo, se  compone de depósitos independientes en los que el agua se precalienta.
  • Regulación general: En la sala de calderas se realiza la regulación de las instalaciones. En calefacción, las temperaturas de impulsión en función de las condiciones exteriores. En ACS la adecuación de las temperaturas de acumulación y distribución.
  • Distribución general de calefacción y ACS: Redes de tuberías que se canalizan por un sistema de montantes de agua centralizada, transportando el agua de cada servicio.
  • Distribución individual de calefacción y ACS: En los palieres de los pisos se colocan las llaves de corte de cada usuario y de cada instalación (calefacción y ACS). Asimismo, en este punto se encuentran los equipos de medición individuales y las válvulas motorizadas de comando de cada unidad y desde ahí se acomete a los interiores de las viviendas.
  • Regulación individual: Cada vivienda dispone de un termostato inteligente de ambiente que permite elegir las condiciones de confort para cada hora del día, y para todos los días de la semana, para que la calefacción se ajuste a las necesidades de los usuarios. El ACS se regula en cada punto de consumo mezclando agua caliente y fría en las griferías. La red de calefacción ha de contar con elementos de regulación que adecuen constantemente la temperatura a las condiciones exteriores.
  • Control y registro centralizado: Cada piso posee un controlador de calefacción electrónico que permite comunicar todos los sistemas inteligentes de cada unidad con el sistema centralizado de administración del edificio, este sistema almacena todos los datos en una base de datos de un servidos Web, para que puedan liquidarse al final del mes los consumos y los gastos de cada uno de los departamentos u oficinas.